viernes, 29 de junio de 2012

FIN DE SEMANA EN LERÍN

Buen fin de semana, este pasado, por Lerín.
Los días tan largos y la temperatura veraniega, tan agradable, hacen que no apetezca mucho recogerse en casa a la hora de cenar.

El sábado, vueltilla por el campo. Temperatura fresca por la mañana. Aunque no la disfruté todo lo posible, debido a los achaques de mi R-6. Propios de la edad, supongo. "Catarrillos veraniegos" de carburación que, aunque supongo fáciles de solucionar, jorobaron un poco la ronda campestre.
Aún así, pude hacer una visita de cortesía a algún pajarico lerinés.

Abejarruco.



 Golondrina



Aproveché también para hacer una visita al que, para mí, es el árbol más espectacular de Lerín.

A muchos, el árbol que más les gusta es el llamado "Pino bonito". Sin duda es precioso, y las vistas desde su emplazamiento en la sierra hacen que lo sea aún más. Ya comenté hace tiempo que, años atrás, me gustaba pasar algunos ratos allí sentado (entonces aún no estaba el banco que hay ahora). A cualquier hora del día es bonito, pero quizás la luz del atardecer resalte más aún su belleza.

 (Esta es por la mañana)


Por otra parte, también me encantan los enormes y poderosos chopos del Rebollar
El lugar, o mejor dicho, las vistas, no son tan amplias como en la sierra, aunque la cercanía al río y, por ello, el sonido constante de los pájaros, lo compensa. El proyecto del merendero a su sombra fue, a mi entender, fallido. Creo que el motivo principal es que en toda esa zona, la única sombra en la que uno puede guarecerse es la que proporcionan estos solitarios chopos.
Ahora están más tristes, desde que, no hace mucho, fue talada la chopera que había frente a ellos. No dudo de que quien planta chopos es para cortarlos después, pero la visión de toda una arboleda desaparecida da una sensación desoladora. Más aún, pensando en que ya apenas queda alguna chopera a lo largo del recorrido lerinés del Ega. Qué recuerdos de infancia, cuando íbamos de rancho al río, a los sotos...
Ciertamente, de vez en cuando, sí van algunos visitantes. No todos, pero algunos, lamentablemente, son de esos cochos que dejan todo lleno de latas, botellas y bolsas. Una plaga.
Yo también suelo visitarlo. Me gusta ir porque es una zona interesante para ver pájaros. Allí he fotografiado milanos, garzas, .... y siempre aprovecho para contemplar durante un rato esos árboles. Inmensos y refrescantes en verano, y dormidos y pétreos durante el invierno.

(Esta foto es del invierno)


Pero hace un par de años conocí "El pino Justo". No es fácil de encontrar si no se sabe su ubicación. Cada vez que lo veo me parece más impresionante
Pongo una foto de cuando lo medí entonces. 3,40 m. de circunferencia cerca de la base del tronco. 
Colocarse bajo los brazos de este coloso es como colocarse bajo la cúpula de una catedral. No sé los años que tendrá. Ojalá dure muchísimos más. Ya hablé de él hace un tiempo en este blog y puse algunas fotos suyas, pero no me resisto a poner otras.














  
Aún admirando la belleza de los otros, le he nombrado mi árbol favorito.




El sábado, también fue día importante para la Asociación Naturalística Ibaigorri. Por un lado, paseo de los senderistas, por otro, paseo de los de las BTT. Después, comida en las piscinas con los colaboradores que ayudan en la Marcha Ibaigorri BTT de Mayo.

Si mi R-6 tuvo problemas de carburación por la mañana, a esa misma hora, en el paseo ciclista, Marcelino tuvo "problemas de carrocería"¡Animo, Marcelino! Te queremos en plena forma para el día de Santiago, para la petición de vacas. Ya sabes, si no agitas con energía ese pañuelillo rojo, ya conoces la canción: " ... si no nos dan vaquillas, torearemos al alcalde!!!". Seguro que con los mimicos que te darán en casa y el apoyo de los amigos, te mejoras volao.

Como decía, a mediodía, comida en las piscinas. Paella. Realmente, estaba buena. Y no me resisto a hacer un comentario al respecto.
Soy "cocinillas". Me gusta mucho comer, y me gusta mucho cocinar. Me  encanta el arroz, y considero, sin falsas modestias que lo cocino bastante bien, de varias formas.
Supongo que, por eso mismo, no me gustan el 95% de los arroces que me toca "estomagar" y que no son cocinados, sino "perpetrados", en buena parte de las comidas colectivas a lo largo y ancho de la geografía peninsular.
Bueno, pues, por eso mismo, afirmo que el arroz del sábado es de los mejores que me ha tocado comer en una comida para más de 30 personas. Al menos, la paella que yo probé. Fueron 3 paellas para más de 100 personas. Supongo que las otras estarían parecidas.
Por fin, un arroz hecho con caldo de pollo y verduras!!!
Por fin un arroz que sepa a algo, no a agua!!!
Por fin, el pollo deshuesado, con trozos de carne comestible y no un montón de escombro con trozos de cuello, de ternillas, de huesillos sueltos, viendo a todos los de alrededor escupiendo esos huesillos al plato o tener que meter los diez dedos a escarbar para saborear una pequeña brizna de carne comestible.
Por fin, un arroz que no es un amasijo de hilos de pimiento, setas y verdura aplastada dando tonalidades siniestras a un bolo de granos pastosos con los que bien se podría revocar los muros del fuerte Cazorla.
Por todo eso, enhorabuena a Pedro Castillo (y "monaguillos") por la paella del sábado.





 














 Buen ambiente en la comida y buen humor en la sobremesa.

Lo mejor de cada casa.



Mientras tanto, y durante todo el día, en el local de transmisiones de La Romaleta, los radioaficionados de la URDE, colaboradores también de la BTT Ibaigorri, participaban en el "Concurso Internacional de Radioaficionados Su Majestad el Rey".







Es impresionante la labor que hace la URDE propagando el buen nombre de Lerín, de Tierra Estella y de Navarra, por todo el mundo.


Ah, y una cosa más... 
No soy muy asiduo a piscinas, pero las piscinas de Lerín están espectaculares. A ver si un día de estos hago un reportaje sobre ello. Y el bar, creo que funciona como nunca. Buen trabajo, Mari y compañía.

Pues lo dicho: Un buen fin de semana en Lerín, sí señor.

-----

1 comentario:

  1. Da gusto el cariño que pones en los comentarios. De verdad, se me cae la baba leyéndolos. ¡Cómo se nota que quieres a este pueblo!

    ResponderEliminar