sábado, 24 de septiembre de 2011

AVES VII

Antes de comenzar con las aves, quiero hacer un comentario.

El campo de Lerín es precioso en cualquier época del año. Pero aún lo estaría más si la gente no hiciera cochinadas. De esto ya hable el año pasado y, visto lo visto, seguiré haciéndolo.
El tema de los plásticos es para pensarlo en serio.
Hay algunas zonas del campo y de la ribera del río que parecen auténticos vertederos. Sé que se trabaja mejor con ellos y que son rentables, pero tiene que haber una forma de retirarlos después. Aunque me han dicho que algunos ya son biodegradables, no me parece de recibo que zonas del campo estén así.

-

-

-
Y otro repaso, ahora para algunos cazadores. Hay también zonas del campo que parecen un campo de tiro de Afganistan. Bueno, a lo mejor igual allí sí recogen sus cartuchos usados. No hace falta darse un paseo muy largo por la subsierra para juntar cien.
-
-
Y espero seguir dando libremente mi opinión aquí, en el blog, de las cosas que no me parezcan bien. (Digo esto por un comentario hecho en el "Paseo por Lerín" del mes de Julio).
-

Bueno, a lo que vamos.
-
Ya tenía ganas de subir algún pajarico. Este verano, ha sido interesante (como el resto del año) comprobar el cambio que da el campo, y con él las aves, en pocos meses. Lo más relevante, sin duda, la exagerada sequía.

Era curioso ver cómo aquellas parejas que en la anterior entrada, hace un par de meses, "cortejaban" y revoloteaban en pareja más pendientes de sus amores que de un tipo calvo que se acercaba con una cámara, ahora eran familias de varios componentes.
La familia "abejarruquez" y la familia "abubillez" paseaban en grupos. Si los pollos se confiaban
demasiado, los padres estaban atentos a todo lo que se movía.
-
Abejarruco.
-

-
Abubilla.
-

-


-


-
Esto otro no lo había visto nunca. 18 crías de perdiz paseando juntas, vigiladas por cuatro adultas, una delante, otra detrás, otra a la derecha y otra a la izquierda. Cada una mirando atentas hacia su lado correspondiente, mientras iban avanzando despacio.
-

-
Ahora, para atención, la que ponen los mochuelos, que se ponían las gafas "de lejos" para mirarme.
-
-
Algúnos conejos, también se asomaban a saludar.
-
-
Mi disfraz de "Piolín" quizás me permita acercarme a algún pajarico, pero creo que este vió en mí un bocado magro.
-
Milano negro.
-
-
El calor sofocante desde primeras horas y un sol de justicia, además de que muchas aves ya han marchado a otros lugares, hacía que no fuera fácil ver animalicos la mayor parte del día.
Prueba de esta sequía es esta foto de la balsa del Corral Blanco, donde hace pocos meses saqué fotos de patos, garzas, cigueñuelas, chorlitejos y otro montón de especies. ¡ Ni una sola gota !
-

-
En la balsa de Esquiroz no se llegaba a esos extremos, pero no hace mucho, estaba llena de patos, de fochas...
-
-
Ahora, los únicos habitantes eran estos, y con el agua por los tobillos.
-

-



-

Este otro "pájaro exótico" pasó, volando bajo, rumbo a otras tierras.
-
-

-
Y este, un poco más alto.
-

-

Entre tanto secarral, a ciertas horas tempranas, algúnos amigos se dejaban ver.
-
Jilguero.
-

-
Collalba.
-

-
Colirrojo tizón H.
-
-
Este, buscaba bichicos para alimentarse en las pacas de paja.
-
-


-
A las rapaces, siempre esquivas, también parecía afectarles el calor. No me fue posible cogerlas más cerca.
Aprovecho estas tomas muy lejanas para repetir, como otras veces, que estas fotos no tienen, ni de lejos, la calidad que a mí me gustaría ofrecer aquí. Pero mi equipo fotográfico no es el apropiado para este tipo de fotografía y, de momento, no da para más. Las pongo, pues, simplemente como testimonio de la variedad de aves que habitan Lerín. (Si me confundo en alguno, disculpas).
-
Aguilucho cenizo joven.
-

-
Milano negro.
-

-
Aguilucho cenizo M.
-

-
Aguila culebrera.
-
-
También coincidí con esta muchacha que, seductora, me mostraba sus andares y contoneaba las caderas.
-
Avutarda H.
-
-
El precioso vuelo de las avutardas.
-
-
En vista de que los pajaricos pequeños no estaban por la labor, me dije: "A grandes males grandes remedios". Y qué mejor gran remedio que, si no veo pájaros pequeños, pues a por grandes. Y siguiendo el vuelo de pájaros grandes, me encontré con esto.

-
Buitre común.
-

-


-


-

Y siguiendo un poco más... con esto.
-


-

Había otros tantos por la izquierda, otros tantos por la derecha, mas los que la pendiente no me dejaba ver. Si digo doscientos, sé que me quedo corto.
-

-


-

-
Fue alucinante. Fue una auténtica gozada!!!
-
Pero os aseguro que esto, ver tan cerca tal cantidad de buitres, y con el tamaño que tienen las criaturicas... ¡¡¡ a-co-jo-na !!!
-----

lunes, 12 de septiembre de 2011

FIESTAS DE LA CADENA 2011

Este año no pude estar, el día 8, en la procesión de la Virgen de la Blanca, así que no pude sacar fotos. Menos mal que Mamen Pitillas sí estuvo y me ha mandado algunas. Muchas gracias por colaborar.
-

(FOTO: M. Pitillas)
-

(FOTO: M. Pitillas)
-

(FOTO: M. Pitillas)
-

(FOTO: M. Pitillas)
-

(FOTO: M. Pitillas)
-

Sí estuve el sábado 10, que se celebró la fiesta, digamos, civil, en el barrio de La Cadena. Bueno, no sé si civil, militar o extraterrestre, pero fue un fiestón.
-
A la mañana, almuerzos, y ya a medio día, vermú fuerte. Asistencia masiva. Ambiente magnífico y sol de justicia.
-


-


-


-
La txaranga Eghoak, ambientaron la fiesta y os puedo asegurar que sudaron cada nota, pero transmitiendo alegría.


-


-
Mucho calor que se combatía, mayoritariamente, "soplando". Música, fritos, potes...


-
A esta pareja... muchas felicidades y enhorabuena!


-
Después, a comer.

Monumental calderete de jabalí el que preparó Chocarro!


-
Menú completamente light.


-
La cuadrilla... perdón, la Sociedad Gastronómica La Mandarra, como véis, sufriendo.


-


-
Felíz cumpleaños!!!


-


-
Momento sobremesa.


-


-
"El Terror de los Graneros".


-
Después vacas, animadas por los recortadores de Castellón.


-
Y algunos de Lerín (o descendientes).


-
Dice el refrán: "Pájaro que vuela, a la cazuela". Si este llega a pasar por la mañana, va al calderete!!!


-
A la tarde, algunos estuvieron a punto de arrancarse por jotas.


-
Ya, por la noche, cena. Luego, verbena.

La luna se asomó entre nubes iluminando Lerín, y nos recordó que con el día de La Cadena, las fiestas de verano, por este año, habían acabado.


-----