viernes, 12 de marzo de 2010

CONSEJOS - Comprar una cámara de fotos ¿Cual?

Esto quizás resulte un poco extenso pero creo que merece la pena. Me voy a referir a quién quiere comprar una cámara compacta para uso personal y doméstico. (Quién busca una nueva réflex con su correspondiente equipo tiene otros enlaces avanzados donde consultar)
-
Mis consejillos para decidir:
-
1- ¿Para quién o para qué? Está claro que esto es lo primero que hay que pensar.
-
- Si es para un niño (Enseguida llegan las comuniones, por ejemplo) quizás sea mejor una cámara robusta y sin demasiadas complicaciones (Ojo, dentro de un mínimo de calidad. Si el niño saca una chapuza de fotos, para qué quiere una cámara, ya tienen los puñeteros móviles, además, a la larga, los padres la usarán tanto o más que él). Si la criatura saca fotos decentes y se aficiona, pues estupendo. (En otra entrada haré un comentario sobre los niños y las cámaras de fotos)

- Si es para llevarla siempre encima o en el bolso, es interesante algo delgado y de rápido manejo.
- Si es para vacaciones y viajes la opción podría ser una cámara con bastante autonomía, con una buena óptica y amplio zoom que abarque desde “angular” para monumentos a “tele” para otras situaciones y que, además, perdone los fallos que cometamos con nuestras “zarpas” para evitar disgustos cuando lleguemos a casa y queramos ver nuestras capturas.

- Si queréis dar “un paso más” en fotografía y técnica sin dar el costoso paso a una réflex con su correspondiente equipo, la opción sería una compactaavanzada” con los máximos controles manuales y que admita la toma en formato RAW. No son baratas ni muy pequeñas pero suelen dar unos resultados magníficos.
2- Fijad el presupuesto lo más aproximado posible. Si tenéis pensado gastaros, por ejemplo, 150 ó 200 €, no empecéis a mirar cámaras entre 100 y 500 € porque vais a volveros locos.
-
3- No os “emborrachéis” de píxeles. No por tener más megapíxeles es mejor cámara.
-
4- Es mucho, mucho más importante la calidad de la lente que píxeles acascoporro”.
-
5- Tened en cuenta únicamente el ZOOM OPTICO. Olvidad el ZOOM DIGITAL. No sirve para nada. Es una patraña comercial que para lo único que sirve es para hacer chapuzas de fotos y desilusionaros con los resultados.
-
6- Es muy, muy interesante que tenga estabilizador.
-
7- No os intereséis solo por las marcas prestigiosas (Canon, Nikon,…) que hacen buenísimas “cámaras avanzadas”. Marcas menos afamadas (como Panasonic, Casio, Fuji…) hacen unas cámaras compactas tan efectivas o más y muchas veces a mejor precio. Tampoco os engañéis con falsos chollos de marcas absolutamente desconocidas.
-
8- Como para casi todo, si echáis un vistazo a Internet para informaros sobre características, comparativas... está bien, pero si miráis demasiados foros os pueden volver locos. Entre España e Ibero-América encontraréis “unos pocos miles” de opiniones. En las revistas especializadas también suele haber comparativas por categorías y suelen ser bastante neutrales. Suelen anunciarlo en las portadas así sabréis si comprar la revista o no.
-
9- Salvo honrosas excepciones (He conocido algunos dependientes entendidos y con ganas de ayudar al cliente), en general, a las grandes superficiesse la trae flojísima” que hagáis buenas fotos o que quedéis contentos durante años con vuestra compra. Si es posible, consultad en una tienda especializada en fotografía y mejor aún si está cercana a vuestra casa, recordándoles que, en la mayoría de los casos, llevaréis allí a imprimir vuestras fotos. A estos les interesa más dejaros satisfechos.
-
10- La mayoría de las cámaras funcionan ya con baterías específicas para cada modelo pero no descartéis mirar algún modelo de los que pueden funcionar con pilas tradicionales (cada vez hay menos). En vacaciones pueden surgir emergencias y no disponer de un enchufe y cargador. En este caso comprad a la vez dos juegos de pilas recargables y un cargador.
Si no, no dudéis en comprar una batería extra, mejor, a la vez que compráis la cámara. Y, por supuesto, al menos dos tarjetas.
Importante: Es mucho mejor y más seguro usar dos tarjetas de, por ejemplo, 2 gb. que una sola de 4 gb.
-
11- Además de esto, hemos de tener en cuenta que las cámaras más modernas incorporan grabación de vídeo de una calidad bastante alta. Esto aumenta no solo el precio de la cámara sino que multiplica el consumo de baterías y la necesidad de utilizar tarjetas de más capacidad.
-
12- Comprad a la vez una funda acorde con el tamaño de la cámara. Para qué queréis una cámara “extra-plana” si la funda abulta el doble.
Un accesorio muy útil es un pequeño trípode de bolsillo. Ocupan poco, son baratos y evitaréis muchas fotos movidas o tener que pedir a alguien que os “saque la foto”. Casi siempre, a quien se lo pedimos no conoce la cámara y no sabe cómo utilizarla. 13- Una vez en casa, apuntad la marca, modelo y número de serie de la cámara y guardadlo en lugar seguro, junto con la factura. Si la roban, es importante para poner la denuncia. No suelen aparecer, pero alguna de cada muchas sí. A mí, hace años, me apareció ¡Milagro! Un radio-cassete robado del coche. Para recuperarlo fue imprescindible haber presentado datos y papeles. Además, si os habéis gastado un dinero importante, incluid la cámara en el seguro del hogar. Esto mismo, vale para cualquier aparato portátil que compréis y que valga dinero: ordenadores, netbooks, video-cámaras, gps, discos duros...etc. Poca gente lo hace pero, si pasa algo, la faena es menor. Los seguros suelen responder.
-
Finalmente, una vez comprada, no os limitéis a sacar cuatro fotos en casa ese mismo día y la guardéis hasta que vayáis de vacaciones. Lo antes posible, leed el manual ENTERO ( ¡ No me refiero a que os leáis lo que viene en japonés ! ) y probad a sacar fotos de todos los “modos” posibles que ofrece la cámara: Exteriores, interiores, retratos, nocturnas, con iluminación pobre, paisajes... y familiarizaros con el MENU en pantalla. Si es necesario, podéis hacer un resumen o una “chuleta” con lo principal, para usarla los primeros días. De verdad, no os limitéis desde un principio a ponerla en automático y punto. Aunque luego la mayoría lo hagáis, al menos comprobad que hay muchas más posibilidades.

Por último, ahora sí, no penséis que con una cámara “super-baratísima” vais a sacar magníficas fotos y ninguna movida ni desenfocada y además vídeos de larga duración y altísima definición y las baterías van a durar todas las vacaciones y ...
Milagros en Lourdes. Dicen.
-
Espero que estas sugerencias sean útiles y os ayuden en la decisión. Todas ellas están basadas en experiencias propias o cercanas. Aunque para algunos con cierta experiencia todo esto les puede parecer demasiado obvio y simple, insisto, está dirigido a quienes van a tener sus primeros contactos con una nueva cámara de fotos digital compacta.
-

No hay comentarios:

Publicar un comentario